BENEFICIOS DE LA CÚRCUMA

¿Estás desintoxicando, revitalizando y fortaleciendo tu cuerpo con cúrcuma?.  Conoce los beneficios de la cúrcuma ya que se la conoce como un poderoso antioxidante.

Desde la antigua medicina de la India (la Ayurveda)  han utilizado la cúrcuma como analgésico, antibacteriano, antiinflamatorio, antialérgico y antioxidante durante más de 6.000 años.

¿Qué es la cúrcuma?

La cúrcuma es la raíz de la planta curcuma longa. Es una raíz tuberosa cuyo origen se ubica en el sudeste asiático (India, Indonesia, China), donde ha sido utilizada desde la antigüedad como colorante textil, condimento culinario, remedio natural, e incluso como objeto religioso. Al igual que el jengibre, el cardamomo y otros tubérculos, No es una coincidencia que la cúrcuma fresca tenga un gran parecido con la raíz del jengibre, sin embargo una vez que se corta podemos apreciar su color anaranjado intenso tan distintivo.

En las últimas décadas la cúrcuma se ha convertido en toda una revelación para el mundo occidental, no solo por su valor como especia en la cocina, sino también por sus usos medicinales. Actualmente está considerada como un súper-alimento, grupo en el que se incluyen otras raíces como la maca, el jengibre y el wasabi.

Es rica en minerales como el manganeso, potasio, calcio, magnesio, hierro, y en vitaminas como la vitamina B6, B3, vitamina C, vitamina K y vitamina E, entre otros micronutrientes esenciales.

Valor nutricional

2 cucharadas de cúrcuma en polvo (4 g) aporta aproximadamente:

  • Calorías: 15.58
  • Proteínas: 0.34 g
  • Carbohidratos: 2.86 g
  • Azúcares totales: 0.14 g (índice glucémico muy bajo)
  • Grasas: 0.43 g
  • Fibra dietética: 0.93 g
  • Vitamina C: 1.14 mg
  • Vitamina B6: 0.08 mg
  • Vitamina B3: 0.23 mg
  • Vitamina E: 0.14 mg
  • Vitamina K: 0.59 mcg
  • Potasio: 111.10 mg
  • Manganeso: 0.34 mg
  • Calcio: 8.05 mg
  • Magnesio: 8.49 mg
  • Hierro: 1.82 mg

Las propiedades medicinales de la cúrcuma se deben a dos componentes terapéuticos clave: la turmerona y la curcumina, siendo este último su compuesto activo más importante.

De hecho, en muchas ocasiones cuando se habla sobre los beneficios de la cúrcuma, en realidad se están refiriendo a las propiedades de la curcumina , un polifenol con gran efecto antiinflamatorio y antioxidante.

PRINCIPALES BENEFICIOS DE LA CÚRCUMA: 

  • Combate la inflamación y el estrés oxidativo en el organismo
  • Tiene acción analgésica, antibacteriana y antifúngica
  • Protege la salud del corazón
  • Favorece un mejor control de la diabetes
  • Tiene efecto neuroprotector y anticancerígeno
  • Promueve la buena salud y belleza de la piel y el cabello, entre otros.

1. Ayuda a prevenir la enfermedad de Alzheimer

Según los resultados de numerosos estudios que han investigado el efecto de la curcumina sobre los procesos que conducen al desarrollo del Alzheimer, este compuesto ha mostrado un horizonte muy prometedor en la prevención y el tratamiento de dicha enfermedad. Es capaz de combatir la inflamación, el daño oxidativo, la toxicidad y la formación de placas beta-amiloides, que en conjunto causan la degradación de las células nerviosas y el Alzheimer. También se ha observado que en países asiáticos como la India, donde existe un alto consumo de la cúrcuma, la incidencia y prevalencia del Alzheimer son relativamente bajas.

2. Alivia los síntomas de la artritis

La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias impresionantes. Tanto así que su efecto es capaz de modificar las respuestas del sistema inmune. Un estudio realizado en el año 2006 mostró que la cúrcuma era muy efectiva para prevenir y reducir la inflamación de las articulaciones. Por otro lado, un ensayo de 2010 que involucró a 100 personas afirmó que el uso de un suplemento a base de cúrcuma podría reducir el dolor causado por la artritis a largo plazo.

3. Combate la hipertensión arterial

Se ha observado que el consumo frecuente de cúrcuma reduce los niveles de colesterol en sangre y previene la formación de placa en las arterias, lo cual ayuda a regular la presión arterial y evita el daño en las células del corazón causado por la hipertensión. Específicamente, el extracto de cúrcuma ha demostrado ser muy beneficioso para dilatar y relajar los vasos sanguíneos.

4. Ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre y a controlar la diabetes

El uso de la cúrcuma en pacientes con diabetes está cada vez más extendido. Una publicación de la Revista Internacional de Endocrinología y Metabolismo (International Journal of Endocrinology and Metabolism) sobre el efecto anti-hiperglucémico y la sensibilización a la insulina de la cúrcuma y la curcumina, afirmó que puede proporcionar una alternativa a los medicamentos que tratan y previenen la diabetes tipo 2. Reducir la producción de glucosa y glucógeno hepático

●   Estimular el aumento de la captación de glucosa

●   Aumentar la activación de AMP quinasa

●   Suprimir el estado inflamatorio inducido por la hiperglucemia

●   Estimular la secreción de insulina de los tejidos pancreáticos

●   Mejorar la función de las células pancreáticas

●   Aumentar los niveles del receptor de insulina β

●   Reducir la resistencia a la insulina.

Un estudio similar publicado por la Asociación Americana de Fisiología-Endocrinología y Metabolismo, también se mostró a favor de la curcumina como mecanismo potencial de acción metabólica contra la diabetes y la obesidad.

5. Ayuda a reducir y controlar la psoriasis

En los últimos años se ha visto un creciente número de estudios que resaltan el uso potencial de la cúrcuma en el tratamiento de la psoriasis. Los investigadores han reunido las pruebas que respaldan su eficacia terapéutica; por ejemplo las propiedades antioxidantes de la curcumina pueden reducir el estrés oxidativo de las lesiones psoriásicas.

6. Sirve como terapia complementaria ante los problemas de próstata

El uso de suplementos a base de cúrcuma para tratar los problemas de próstata en hombres ha demostrado resultados muy positivos, especialmente en casos de prostatitis (próstata agrandada) y cáncer de próstata. Sus propiedades antiinflamatorias no solo previenen y detienen el avance de la condición, sino que también alivian varias de las molestias más comunes, por ejemplo las dificultades durante la micción.

7. Ayuda a prevenir varios tipos de cáncer

La investigación científica ha observado que, gracias a la curcumina, la cúrcuma puede ser una especia de alto poder anti-cancerígeno. Numerosos estudios realizados en animales sugieren que este compuesto puede prevenir el cáncer, especialmente el cáncer de mama, pulmón, estómago, hígado y colon, así como retrasar su propagación, hacer que la quimioterapia sea más efectiva y proteger las células sanas del daño causado por la radioterapia. Todo esto se debe a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que interfieren con la señalización celular en casos de enfermedad crónica.

8. Calma los síntomas de la fibromialgia

Con su acción antiinflamatoria, antioxidante y neuroprotectora, la cúrcuma puede ser un suplemento natural excelente para las personas que padecen la fibromialgia. Se ha comprobado que disminuye el dolor crónico en ligamentos, músculos y tendones, combate la fatiga y la sensibilidad en todo el cuerpo, y potencia el efecto analgésico de los medicamentos convencionales para su tratamiento.

9. Ayuda a tratar la rosácea

La cúrcuma aporta varios beneficios cuando se trata de gestionar la rosácea, por ejemplo ayuda a modular la respuesta inmune del organismo, reduce la inflamación y protege la piel del daño causado por las toxinas, las radiaciones UV y posibles infecciones microbianas. El consumo regular de la cúrcuma y su aplicación tópica en forma de mascarilla puede ser uno de los mejores remedios para reducir las complicaciones y aliviar los síntomas de esta condición. Además, se ha visto que su uso promueve la salud general de la piel mediante la hidratación, regeneración y cicatrización de heridas.

10. Actúa como antidepresivo

Varias investigaciones han informado que la curcumina puede ser un gran aliado en el tratamiento de la depresión. En un ensayo controlado, 60 personas con depresión fueron divididas en tres grupos; un primer grupo tomó Prozac, otro grupo tomó 1 gramo de curcumina y el tercer grupo, una combinación de Prozac y curcumina. Después de 6 semanas, se observó que la curcumina había generado efectos similares a los del Prozac, con el tercer grupo mostrando los mejores resultados.

Otro dato interesante en este sentido es que, al parecer, la curcumina puede aumentar los niveles de los neurotransmisores cerebrales serotonina y dopamina.

Recuerda siempre… Tú eres el cambio que quieres ver en el mundo.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:post

Deja una respuesta