UN BAÑO DE SOL PARA SUMAR SALUD

Cuando los rayos solares entran en contacto con nuestra piel, provocan que una enzima se transforme, produciendo vitamina D. Un 90% de la vitamina D se produce a partir de la exposición al sol (el otro 10% lo hacemos a través de la alimentación).

La vitamina D es una vitamina liposoluble que cumple diferentes funciones en el organismo, entre las que destaca la de servir como vehículo para la absorción del calcio por parte del organismo, un mineral que es esencial para el desarrollo y crecimiento de los huesos y para mantenerlos fuertes.

Sin la vitamina D el calcio no puede ser absorbido y en los adultos, se produce un proceso gradual de desmineralización ósea que ocasiona primero una osteopenia y luego una osteoporosis, con el elevado riesgo de sufrir fracturas que esta patología comporta. En los niños puede ser el origen de raquitismo.

Realizar tu baño de sol, es un hábito que además de sumar salud, es una toma de consciencia, una práctica meditativa, son autocuidados y por ende un acto de amor propio y solo requiere que inviertas entre 10/15 minutos diarios.

¿Cuál es la  mejor hora para tu baño de sol?, aquí recalco que el baño de sol es hacerlo sin ninguna crema o producto protector, es tu piel en contacto directo con el sol; tal y como opinan y defienden much@s médic@s y dermatólog@s especialistas en la materia, lo mejor (aparte de evitar la exposición directa cuando el sol caiga perpendicular a la persona), es tomar el sol por la mañana, antes de las 10 horas, o después de las 16 horas, ya por la tarde, teniendo presente evitar las exposiciones prolongadas.

Aunque la cantidad de vitamina D que necesita el organismo depende fundamentalmente de la edad y el sexo, el propio organismo la sintetiza al exponerse la piel al sol durante un tiempo muy corto. Las recomendaciones de l@s expert@s han establecido que el mínimo de exposición es de 15 minutos para mantener los niveles en sangre de esta vitamina en los márgenes de normalidad.

Para exposiciones prolongadas al sol, te recomiendo buscar asesoría de un especialista para que te recomiende la crema protectora solar más conveniente para tu tipo de piel y las horas que estarás expuest@.

FUNCIONES PRINCIPALES DE LA VITAMINA D (lo que te aporta tu baño de sol):

Los depósitos adecuados de la vitamina mantienen el metabolismo calcio-fósforo dentro de la normalidad.

1- Ayuda en el fortalecimiento de los huesos ya que ayuda a el cuerpo a absorber el calcio, el componente principal del hueso.

2- Propiedades antinflamatorias.

3- Propiedades antioxidantes.

4- Propiedades neuroprotectoras contribuyendo al sistema inmune. El buen funcionamiento del sistema inmunitario está relacionado con la vitamina D. Los glóbulos blancos se encargan de defender nuestro organismo de las infecciones y necesitan dicha vitamina para funcionar. Así pues, tomar el sol en verano resulta beneficioso de cara al invierno, ya que evitaremos pescar más resfriados.

5- Reduce el riesgo de esclerosis múltiple.

6- Controlar la tensión. Esto se debe a que la vitamina D reduce los niveles de la hormona paratiroidea, encargada de regular la presión de la sangre.

7- Mejorar la calidad del sueño. Tomar el sol contribuye a la regulación de nuestro reloj biológico, mejorando el sueño y el ánimo, entre otros.

8- Mejora algunos problemas de la piel. Las personas que padecen psoriasis o enfermedades que provocan escamas en la piel, mejoran en verano gracias a los efectos de los rayos ultravioleta. Estos evitan que el sistema inmune ataque a las células sanas de la dermis. En los casos de acné, también se mejora el estado de la piel.

ESTO PUEDE SUCEDER CUANDO HAY CARENCIA DE VITAMINA D (cuando no das importancia a tu baño de sol):

  • Diversas enfermedades como el cáncer, la esclerosis múltiple, la enfermedad inflamatoria intestinal, la hipertensión arterial (HTA) y la enfermedad cardiovascular se han relacionado con niveles bajos de la vitamina.
  • Salud cognitiva. Las investigaciones demuestran que niveles bajos de vitamina D en la sangre están asociados con el deterioro cognitivo.
  • Trastornos óseos heredados, por la incapacidad de absorber y procesar la vitamina D, como la hipofosfatemia.

ALGUNOS ALIMENTOS CON GRAN CANTIDAD DE VITAMINA D:

  • Pescados grasos como el salmon, las sardinas y la caballa.
  • Higado de ternera.
  • Yema del huevo.
  • Queso.
  • Champiñones.

PROPUESTA PARA TU BAÑO DE SOL:

Como práctica meditativa, puedes aprovechar estos minutos de tu baño de sol, para ponerte una meditación guiada o una música que eleve tu vibración y relaje tu sistema nervioso, al mismo tiempo que cierras tus ojos y realizas una visualización, en donde te imaginas como el sol entra por cada partícula de tu piel y te va llenando de energía cada célula de tu cuerpo. Ponlo en práctica varios días y me cuentas que tal la experiencia 😉

En mi caso, esta práctica meditativa, me ayuda a estar en atención plena recibiendo el sol y potencia la energía física.

Únete al canal de Telegram AQUÍ para ser parte de la comunidad de personas que cuidan de su salud.

RECUERDA SIEMPRE…Tú eres el cambio que quieres ver en el mundo.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Deja una respuesta